Archivo: febrero, 2009

Agradecimientos a la Asociación de Voluntarios CAM

La carta que acompaña a este escrito es de Marta Arce. Unas gestiones suyas, en nombre de la ONG Effetá Madre Micaela, hicieron, que un proyecto presentado a la Asociación de Voluntarios CAM, para el Callao, Perú, fuese aprobado. Esto le dió la oportunidad de visitar el lugar y, sus impresiones, son las que siguen:

“Un país de mendigos sobre un banco de oro” una frase desoladora, ¿no creéis?
Mis impresiones todavía no son claras, sentimientos y preguntas sin respuesta frente a tantas diferencias e injusticias. Al tan típico comentario de “es otro mundo”, me he de unir. Pero al margen de mi experiencia personal, de todo lo que he aprendido, y todo lo que me he traído de vuelta[1], tengo que transmitiros: GRACIAS. Gracias por ofrecer la posibilidad de brindar un espacio digno, donde los niños se encuentran seguros, acogidos, queridos. Queridos por voluntarios que ofrecen su tiempo y dinero, que intentan ayudar a sus compatriotas para salir adelante. Niños que al menos durante parte de la tarde, sonríen, ríen, aprenden, juegan…
Por ahora, al estar en su primera etapa, el centro de niños y jóvenes Madre Micaela de El Callao (distrito de Lima) ofrece:
- apoyo escolar todas las tardes, acabando con una buena merienda que incluye un bocadillo y vaso de leche.
- talleres de manualidades para adultos y niños (se realizan acuerdos con la municipalidad para ofrecer más servicios, de tal modo, que puedan aprender a realizar pequeñas artesanías para que posteriormente puedan vender, y no tan sólo les sirva de distracción (que también es muy importante), sino como posible fuente de recursos)
- Clases de computación tanto a los niños como a los papás a última hora de la tarde.
- Pese a que el consultorio todavía no está previsto de materiales y se están gestionando acuerdos con posibles médicos que pudiesen ofrecer sus servicios[2], en la actualidad ya se está realizando una campaña de peso y estatura de todos los niños así como de higiene bucal.

Os adjunto la carta que me dieron los niños mi último día, con todo su cariño, supongo que os conmoverá como a mí.

Marta Arce

 

los-ninos-a-marta-1.jpg

“Estimados amigos de la asociación de voluntarios CAM

La siguiente presente es para agradecerles el hermoso gesto que han tenido al haber enviado a una gran señorita como lo es Martha, ella ha llenado de alegria cada momento que estuvo acompañándonos en el centro Madre Micaela, nos brindó su apoyo incondicional y no dudó en estar a nuestro lado , explicandonos algún tema que no entendiamos.

El apoyo incondicional que tenemos de parte de ustedes nos empuja y nos ayuda a salir adelante cada dia, pues encontramos muchas barreras para poder desarrollarnos y gracias a ustedes podemos salir adelante y cumplir nuestras metas.

Nuevamente les agradecemos y esperamos con ansia que nuestra querida amiga Martha esté de nuevo con nosotros

Atte. Los niños del Centro Madre Micaela”
________________________________________
[1] Pese a llevar maletas llenas (aprovecho para agradecer nuevamente a todos aquellos que me disteis cosas para compartir allá: bolis, medicamentos, juegos, libros…), os puedo asegurar que mis maletas han vuelto mucho más pesadas y cargadas de vivencias, que superan con creces lo estrictamente material remitido.
[2] Una alternativa que suele funcionar allí, es alquilar el consultorio, de tal manera que un médico pueda instalarse (le supone ingresos al centro con los que mantenerse) y a la vez se establece un acuerdo para que ofrezca sus servicios gratuitos en este caso a los niños y jóvenes del centro. Además en este caso, poseen una facilidad añadida, pues una de las hermanas de la comunidad de El Callao es enfermera.

[x] Cerrar
E-mail